Teatro Misterios de Biodiversidad


. . . Tomado de los archivos

de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos

 

 

Escrito e investigado
por Jay McGown

Traducido al español
por Alexandra Curi

editado
por Freida Morris

y

producido y publicado por:
The Edmonds Institute
20319-92nd Avenue West
Edmonds, Washington 98020
USA
Correo electrónico: beb@igc.org
Portal de Internet: <http://www.edmonds-institute.org>


 

Teatro Misterios de Biodiversidad es una serie de documentales distribuidos originalmente en Internet en julio de 2003. Posteriormente, la serie fue puesta a disposición en versión impresa en inglés y en español.

El lector puede reproducir y distribuir las versiones escritas libremente, siempre y cuando se reconozca adecuadamente al autor, traductor y editorial.


Impreso con la ayuda de subvenciones de C.S. Fund y de Funding Exchange


ISBN 1-930169-19-1

 


 

Contenido

 

El Caso

del Luchador Africano contra Tumores

de la Reivindicación del Gen de Fríjol Mexicano

del Aceite de Nuez Calmante del Pacífico Sur

del Gran Pillaje de Conocimiento Africano por el Pentágono

de las Patentes de Gandul

 


 

Teatro Misterios de Biodiversidad #1

 

Prólogo: En tanto que el mundo espera la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, (1) los asuntos de propiedad intelectual continúan siendo el centro de atención. (2) Aún sin resolver están los problemas creados hace años al conceder de patentes sobre organismos vivos y sus partes y productos. Entre las dificultades persistentes están las cuestiones relativas al acceso y distribución de beneficios: cómo evitar la biopiratería y asegurar un negocio justo para aquellos cuyo material biológico y conocimiento tradicional pudiera formar parte de las solicitudes de patentes de otras personas.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad

. . . presentando un reparto de personajes internacionales

. . . en historias de la vida real tomadas de los archivos de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

 

Hoy, “El Caso del Luchador Africano contra Tumores”.
.

 

Las multinacionales farmacéuticas siguen negando a África, un continente doblegado por el peso del Sida, drogas contra el VIH a precios razonables. No obstante, la gigante de la biotecnología Aventis ha conseguido y patentado nuevas drogas promisorias derivadas de plantas vivas africanas. Aventurándose en Gabón, Aventis ha emergido, con una patente estadounidense (#6,579,903, 17 de junio de 2003) sobre compuestos extraídos de una enredadera poco conocida llamada Uvaria klaineri. Según la patente de Aventis, la planta produce químicos que inhiben el crecimiento de células. Aventis espera aprovechar esta patente para desarrollar drogas nuevas contra el cáncer que impidan el crecimiento de tumores.

Muchas especies de Uvaria se usan en medicina tradicional en África Occidental, Central y Oriental. En Gambia, la corteza y hojas de U. Chamae son usadas para el tratamiento de dolores de estómago, bronquitis y fiebre. En Sierra Leona y Etiopía, el fruto de las especies Uvaria es un importante alimento proveniente del bosque. En muchos países africanos, se usan medicinas de Uvaria en el tratamiento de ictericia y malaria. En Tanzania, Uvaria se usa para curar tanto personas como ganado.
.

Planta misteriosa: Con tantos usos tradicionales, no sorprende que durante la década pasada varias especies de Uvaria hayan sido objeto de interés por parte de investigadores de la industria. Por ejemplo, en 1997 una pequeña compañía estadounidense patentó compuestos U. bevistipitata, una especie encontrada en la República Democrática de Congo, generando acusaciones de biopiratería. (3)

Sin embargo, la procedencia de la planta - Uvaria klaineri – es un tanto misteriosa. No parece existir información botánica detallada en bases de datos públicas. Las fuentes taxonómicas de los Jardines Kew, del Jardín Botánico de Misuri y demás no contienen referencias sobre la especie. La U. Klaineri de Aventis pudiese ser nueva a la ciencia occidental o, tal vez, la compañía ha usado una nueva manera de escribir el nombre de otra planta, como la U. klaineana.

En cualquier caso, la patente de Aventis indica que la planta fue recogida en la región Gamba de Gabón. Gamba es un área de alta biodiversidad y, a la vez, área de producción de petróleo, con yacimientos explotados por la Petrolera Shell. Desde 2000, Shell ha patrocinado inventarios de biodiversidad a cargo del Smithsonian Institute (Washington, DC) en áreas donde la compañía explota gas y petróleo. Según el Smithsonian, los investigadores extranjeros se han realizado pocas investigaciones botánicas en Gamba. (4) Una notable excepción es una serie de colecciones de plantas hecha en los noventa por la Universidad Wageningen de Holanda. El equipo holandés, que trabaja con el Herbario Nacional de Gabón, descubrió 47 plantas nuevas, entre ellas una especie Uvaria (U. annickiae) anunciada en 2002.

De Gamba a Frankfurt: La patente de Aventis guarda silencio sobre la forma cómo la compañía farmacéutica consiguió la muestra de la planta y bajo qué condiciones y restricciones legales, si es que existió alguna. Los inventores, un equipo de cuatro, pertenecen todos a Aventis Alemania, con base en Frankfurt. Las reivindicaciones de la patente incorporan métodos para la síntesis de los compuestos de U. Klaineri, potencialmente eliminando la necesidad de que Gabón participe. Además de la patente estadounidense ya otorgada, Aventis ha formulado solicitudes de patentes en Canadá, Australia y Europa. Según lo remitido por Aventis a la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual (OMPI), (5) la compañía solicitará patentes en un total de 105 países, incluyendo Gabón y otros países africanos.

Interrogantes: “El Caso del Luchador Africano contra Tumores suscita una serie de problemas: exactamente ¿cuál es la planta poco ocumentada que está en corazón de la patente de Aventis? ¿De qué manera, por qué y de quién obtuvo Aventis la planta? ¿Fueron permitidas la adquisición y la transferencia de la planta? En caso afirmativo, ¿por quién? De existir un acuerdo, ¿se ajusta a las obligaciones bajo la Convención sobre Diversidad Biológica? (6) ¿Se ha usado el conocimiento y recursos de comunidades tradicionales de Gabón o de otros países? ¿Ha sido aprobada la patente por las comunidades tradicionales y el gobierno gabonés? ¿Se trató de una transferencia de material válida y justa?, ¿se firmaron los acuerdos de distribución de beneficios?, ¿o pudiese tratarse de un caso de biopiratería?

 

Solamente investigación adicional… ojalá realizada por aquellos cuya biodiversidad es objeto de la patente… proporcionará las respuestas necesarias.

 

Notas:

(1) A reunirse en Cancún, México, en septiembre de 2003.

(2) Ver Is the TRIPS review at a turning point?, un documento de julio de 2003 por Genetic Resources Action International (GRAIN), disponible en <http://www.grain.org>, y TRIPS Council debates patents on life, traditional knowledge, and Article 27.3(b), Third World Network Information Service on WTO Issues, 11 de junio de 2003, disponible en <http://www.twnside.org.sg/title/twninfo21.htm>.

(3) Ver Patents in Africa por GRAIN, <http://www.grain.org/docs/patentsafrica.doc>.

(4) Ver Biodiversity Assessment and Monitoring in the Gamba Complex, Gabon: Partnerships for Science, Conservation and Sustainable Development, Briefing Paper #1 of the Gamba Biodiversity Project of the Smithsonian Institution Monitoring and Assessment of Biodiversity Program, n.d., URL: <http://www.si.edu/simab/GabonBriefingPaper1.pdf>

(5) Publicación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) WO0246180, Klainetins and their derivatives, method for their preparation and use thereof.

(6) Tanto Gabón como Alemania han ratificado la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB). El portal oficial de la CDB es <http://www.biodiv.org>.

Para mayor información sobre el caso de hoy:

Examine la patente estadounidense 6,579,903, concedida el 17 de junio de 2003, “Klainetins and their derivatives, method for their preparation and use thereof”. El texto completo de la patente se puede encontrar en el portal de Internet de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos: <http://patft.uspto.gov/netahtml/search-bool.html>. Ingrese el número de la patente y vea los detalles.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad fue escrito e investigado por Jay McGown. La serie está siendo traducida al Español por Alexandra Curi.

 


 

Teatro Misterios de Biodiversidad #2

 

Prólogo: En tanto que el mundo espera la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio,(1) los asuntos de propiedad ntelectual continúan siendo el centro de atención.(2) Aún sin resolver están los problemas creados hace años al conceder de patentes sobre organismos vivos y sus partes y productos. Entre las dificultades persistentes están las cuestiones relativas al acceso y distribución de beneficios: cómo evitar la biopiratería y asegurar un negocio justo para aquellos cuyo material biológico y conocimiento tradicional pudiera formar parte de las solicitudes de patentes de otras personas.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad

. . . presentando un reparto de personajes internacionales

. . . en historias de la vida real tomadas de los archivos de la Oficina de Patentes Y Marcas de Estados Unidos.

 

Hoy, “El Caso de la Reivindicación del Gen de Fríjol Mexicano”.

 

Monsanto, el gigante de la biotecnología, ha solicitado una patente sobre un gen que será introducido mediante la ingeniería genética en plantas de soya. El gen es un promotor específico de semilla que puede ser usado como un “interruptor” genético en plantas producidas mediante la biotecnología para incrementar, por ejemplo, el contenido de aceite en las semillas o la producción de proteínas resistentes a herbicidas.

La fuente del gen promotor es una variedad de fríjol recogida en México. Esa variedad hace parte del germoplasma que del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), con sede en Cali, Colombia, mantiene en fideicomiso para los agricultores del mundo, en virtud del acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Dicho acuerdo prohíbe que el fríjol sea patentado.

A los observadores les puede parece irónico que Monsanto esté patentando genes promotores mexicanos, al tiempo que la compañía está enredada en una controversia a raíz de la contaminación genética del maíz mexicano. La controversia involucra la presencia inexplicada de secuencias de genes promotores Monsanto en las variedades campesinas de maíz (3).

Genes Arcelin: La solicitud de patente de Monsanto (#20030046727) fue presentada el 6 de marzo de 2003 y se titula “Promotor Arcelin-5 y usos del mismo”. La solicitud está actualmente bajo estudio por parte de la
Oficina de Patentes de Estados Unidos. Inicialmente, los genes arcelin despertaron interés científico cuando los investigadores teorizaron que esos genes pudieran jugar un papel en la resistencia de algunas variedades de Phaseolus. vulgaris al gorgojo del fríjol mexicano (Zabrotes subfasciatus).(4) Sin embargo, ese interés se ha incrementado, gracias a las características especiales de los genes Arcelin. Mientras muchas proteínas de semillas son producidas por sistemas complicados, que involucran varios genes -sistemas difíciles de controlar mediante biotecnología-, los genes Arcelin son, en comparación, simples y pueden producir una proporción inusualmente alta de proteínas en semillas (superior al 35%), inclusive en semillas genéticamente modificadas.(5) Esta actividad específica de la semilla ha suscitado el interés de las firmas de biotecnología.

Se han identificado siete genes Arcelin relacionados entre sí, todos en las variedades Phaseolus vulgaris de México.(6) El primero, llamado Arcelin-1, fue encotrado en la variedad campesina de P. vulgaris que fue recogida en los años sesenta, cerca de la población de Arcelia (de ahí el nombre “Arcelin”), en el sudeste del estado de Guerrero. En la región habitan los pueblos indígenas Náhuatl y Tlapaneco. El promotor Arcelin-5 proviene de otro fríjol mexicano recogido en los sesenta cerca de la población de Jomulco, Nayarit. Jomulco está situado en una región montañosa, volcánica, al norte del destino turístico de Puerto Vallarta. La región cuenta con una tradición indígena y un sitio arqueológico -“Los Toriles”- considerado entre los más importantes del occidente mexicano.

En 1999, un equipo investigador belga insertó Arcelin-5 en el fríjol tépari (P. acutifolius) y en Arabidopsis. Las plantas transgénicas produjeron altos niveles de proteína Arcelin-5, insinuando que el promotor continúa activo cuando se transfiere a otras especies. Fue está actividad específica de semilla del promotor la que generó el interés de Monsanto, cuyos científicos tomaron el promotor Arcelin -5, lo secuenciaron, lo insertaron en soya y solicitaron la patente.

Detalles del Banco Genético: En las publicaciones científicas, la fuente mexicana del Arcelin -5 se identifica a través del número de accesión (G2771, G02771, o CIATBEAN-G 2771). La misma semilla también la tiene el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (bajo el código PI 318702). Los dos bancos genéticos señalan fechas diferentes de recolección (1962 y 1966, respectivamente), pero ambas coinciden en que el fríjol fue recogido por el investigador estadounidense Howard Scott Gentry y que el fríjol es la fuente de los genes Arcelín-5. Gentry fue un prolífico recolector de plantas que murió en 1993.

La fuente de Arcelin-5 es objeto de un convenio de fideicomiso entre CIAT y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación que estipula que los materiales en fideicomiso no pueden ser objeto de derechos de propiedad intelectual. Bajo el recientemente
adoptado Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (7), P. vulgaris (y las colecciones de aquel en CIAT) formarán parte de un sistema multilateral de intercambio de germoplasma. Abajo se proporciona un enlace al acuerdo de transferencia de material de CIAT.

 

Tabla: El Origen de los Genes Arcelin
(todos provenientes de Phaseolus vulgaris) (8)

 Gen

 Muestras

 Origen
(Todas en Mexico)

¿En Fideicomiso

Fecha de Recolección 

 Arcelin-1

G12882

 Arcelia, Guerrero

Si

1966

 Arcelin-2

G12866

 Ciudad Guzman, Jalisco

Si

1966

 Arcelin-3

G12891

 El Tule, Jalisco

Si

1968

 Arcelin-4

G12949

 San Jose del Refugio, Jalisco

Si

1968

 Arcelin-5

G02771

 Jomulco, Nayarit

Si

1962

 Arcelin-6

G11051

 San Isidro, Jalisco

Si

1978

 Arcelin-7

 G24591

 Venustiano Carranza, Chiapas

No

1992

 

Interrogantes: Si una variedad no puede ser patentada, ¿pueden ser objeto de patente los genes específicos copiados de esa variedad? Si el fríjol que están en el corazón de la solicitud de patente de Monsanto fue depositado en fideicomiso para los agricultores del mundo, ¿cómo pueden ser patentados los componentes genéticos del fríjol? ¿A quién le corresponde hacer cumplir las normas aplicables? ¿Tendrán las solicitudes de patente sobre la Gen de Fríjol Mexicano- un efecto desalentador sobre la investigación? ¿incluso la del sector público? Las personas compartieron el fríjol con el banco de germoplamsa ¿se beneficiarán de las invenciones de aquellos que accedieron a las colecciones del banco? Si no, ¿por qué no?

 

Solamente investigación adicional… ojalá realizada por aquellos cuya biodiversidad es objeto de la patente… proporcionará las respuestas necesarias.

 

Notas:

(1) A reunirse en Cancún, México, en septiembre de 2003.

(2) Ver Is the TRIPS review at a turning point?, un documento de julio de 2003 por Genetic Resources Action International (GRAIN), disponible en <http://www.grain.org>, y TRIPS Council debates patents on life, traditional knowledge, and Article 27.3(b), Third World Network Information Service on WTO Issues, 11 de junio de 2003, disponible en <http://www.twnside.org.sg/title/twninfo21.htm>.

(3) Fragmentos de "35S", un gen promotor del virus mosaico de la coliflor usado por Monsanto en las variedades transgénicas de maíz ha sido detectado en las variedades campesinas de maíz. Los científicos teorizan que el promotor pudo venir del maíz importado en México para consumo alimenticio (México no ha aprobado la siembra comercial de maíz genéticamente modificado).

(4) Goossens, A. et al. 1999. The arcelin-5 Gene of Phaseolus vulgaris Directs High Seed-Specific Expression in Transgenic Phaseolus acutifolius and Arabidopsis Plants. Plant Physiology 120 (4): 1095-1104.

(5) De Jaeger, G. et al. 2002. Boosting heterologous protein production in transgenic dicotyledonous seeds using Phaseolus vulgaris regulatory sequences. Nature Biotechnology20(12): 1265-8.

(6) Lioi L. et al. 2003. Lectin-related resistance factors against bruchids evolved through a number of duplication events. Theoretical Applied Genetics. 2003 Jun 18 (primer artículo en línea); URL: <http://www.springerlink.com/link.asp?id=n1wn84j2p8qjk0q>.

(7) Para mayor información, ver portal del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura en: <http://www.fao.org/ag/cgrfa/Spanish/itpgr.htm>.

(8) Fuente: CGIAR System-wide Information Network for Genetic Resources (SINGER), URL: <http://www.singer.cgiar.org> y Lioi, L. et al. Op. cit.

 

Para mayor información sobre el caso de hoy:

(1) Examine: "Arcelin-5 promoter and uses thereof", Solicitud de patente estadounidense #20030046727, presentada el 6 de marzo de 2003. Se puede acceder a la solicitud en el portal de la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos: <http://appft1.uspto.gov/netahtml/PTO/search-bool.html> Ingrese el número de la patente y vea el texto completo.

(2) Vaya al portal de Internet de CIAT (Centro Internacional de Agricultura Tropical), URL: http://www.ciat.cgiar.org, y vea el Acuerdo de Transferencia de Material de CIAT en <http://www.ciat.cgiar.org/pgr/mta.htm>.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad fue escrito e investigado por Jay McGown. La serie está siendo traducida al Español por Alexandra Curi.

 



 

Teatro Misterios de Biodiversidad #3

 

Prólogo: En tanto que el mundo espera la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, (1) los asuntos de propiedad intelectual continúan siendo el centro de atención. (2) Aún sin resolver están los problemas creados hace años al conceder de patentes sobre organismos vivos y sus partes y productos. Entre las dificultades persistentes están las cuestiones relativas al acceso y distribución de beneficios: cómo evitar la biopiratería y asegurar un negocio justo para aquellos cuyo material biológico y conocimiento tradicional pudiera formar parte de las solicitudes de patentes de otras personas.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad

. . . presentando un reparto de personajes internacionales

. . . en historias de la vida real tomadas de los archivos de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

 

Hoy, “El Caso del Aceite de Nuez Calmante del Pacífico Sur”.

 

Un empresario australiano ha patentado aceites de nueces de Canarium, un género de árboles del Pacífico Sur y del Sudeste de Asia. La patente reivindica a los aceites como tratamiento para el dolor de artritis.

De Sri Lanka a Samoa, los árboles Canarium que producen nueces son usados por los pueblos indígenas y las comunidades tradicionales para la alimentación y medicina. En Melanesia y en otras partes, los árboles Canarium también son fuente de madera para casas y embarcaciones.

La Patente: A Peter Hull, de Queensland, se le ha otorgado la patente estadounidense sobre aceite de nuez Canarium (#6,395,313, 28 de mayo 2002) y ha presentado solicitudes de patente equivalentes en Australia y Canadá. En la solicitud presentada ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Hull ha afirmado que tiene intención de proceder con su petición en un total de 127 países.

El Producto: El producto contra la artritis de Hull es muy simple. El aceite exprimido de las nueces de Canarium se mezcla con una loción común llamada Sorbolene y esa la mezcla se aplica sobre la piel. Hull está vendiendo su producto, llamado “Arthrileaf” en varios portales de Internet, entre ellos <get-arthritis-relief-now.com>. Los portales contienen un aviso que dice que el producto es objeto de reclamos de propiedad intelectual.

En su portal de Internet, Hull afirma que se interesó en los usos medicinales del aceite de nuez Canarium cuando administró una farmacia en las Islas Salomón en los ochenta. Hull observó que la población de las Islas Salomón tiene una baja incidencia de artritis, lo que él atribuyó a la dieta. Hull se dio cuenta que nueces de C. indicum, llamadas Ngali en las Salomón porque “se encuentran en todos los mercados al borde de la carretera a través de las Salomón.” (3) Las nueces Ngali también son apreciadas en otros países. En Papua Nueva Guinea se llama “galip”; “nangai” en Vanuatu, y “kenari” (o “kanari”) en Indonsesia, entre otros nombres. No existe un nombre común en inglés para el uso general internacional.

En la patente de Hull, la fórmula farmacéutica óptica es 5% aceite y 95% sorbolene. El producto –“Arthrileaf”- se vende US$30 el frasco de 50 gramos y US$40 el de 100 gramos. A un precio promedio de US US$10 por gramo por el ingrediente activo, “Arthrileaf” puede extraer $10.000 en ganancia bruta de cada kilogramo de aceite de nuez. Según el Banco Mundial, el ingreso per cápita en las Islas Salomón en 2002 fue US$570. (4)

Grandes pretensiones: La patente de Hull usa el nombre que en las Islas Salomón se da a C. Indicum y reivindica el “aceite de nuez ngali”. Sin embargo, la patente se aplica potencialmente no sólo a los árboles Ngali sembrados en cualquier lugar, sino también a los aceites de nuez de otras especies Canarium que crecen en la región.

En el pasaje confuso destinado a explicar el origen del aceite de nuez ngali, (5) la patente identifica tres especies Canarium y cuatro países (Islas Salomón, Vanuatu, Papua Nueva Guinea y Filipinas) como fuentes del “aceite de nuez ngali”, pero luego dice que el aceite también se puede extraer de otras especies Canarium y de los “híbridos de aquellas”. En efecto, la patente puede abarcar el uso de aceite de nuez de cualquier especie Canarium usada para el tratamiento de artritis, incluso nueces de árboles tales como C. Ovatum, fuente del “pili nut” de Filipinas; C. harveyi, cultivado en Samoa (donde se le llama mafoa), y C. album, una especie usada en la medicina tradicional china. El texto de la patente también formula reivindicaciones sobre “Ngali nut oil” que pueda ser extraído de árboles Canarium desarrollados en programas de fitomejoramiento futuros.

Enseñándole a los dueños: El aceite de nuez ngali que se encuentra en “Arthrileaf” proviene de un proyecto de las Islas Salomón dirigido por la ONG estadounidense Convservation International (CI). CI está promoviendo el comercio de aceite de nuez en un esfuerzo para reducir la tala del bosque en las islas. El portal de Internet de Hull describe la relación con CI como esfuerzo conjunto mediante el cual están “trabajando juntos para convencer a los ancianos de las poblaciones que a ellos les conviene conservar y proteger su bosque para así recolectar las nueces Ngali.”

Nada dice sobre qué opinan los salomonenses sobre ese intento de educarlos en el manejo de su biodiversidad. Hull sostiene que “si tiene éxito, [el proyecto] podría ver, por consiguiente, el fin de toda actividad de tala en las Salomón.” (6)

La información en Internet sobre el programa de CI no aclara cuál es la posición de CI respecto de las pretensiones de patente de Hull. (7) En el pasado, CI ha apoyado los intentos de “bioprospección” que buscan patentar plantas de los pueblos indígenas. (8)

Interrogantes: Pocos se interpondrían en el camino de los salomonenses que deseen recolectar y vender productos de nueces ngali de forma sostenible; sin embargo, “El Caso del Aceite de Nuez Calmante del Pacífico Sur” genera una cantidad de interrogantes: ¿Existe, realmente, una innovación patentable en el producto de Hull? ¿Beneficia la patente a los pueblos indígenas?, ¿o menoscaba el desarrollo de un mercado para aceites Canarium de las Islas Salomón y otros países? ¿Por qué la Oficina de Marcas y Patentes de EE.UU. otorgó una patente tan amplia? ¿Qué impacto podrían tener esas reivindicaciones tan amplias sobre los productores de aceite de Canarium a lo largo del Pacífico y el Sudeste de Asia? ¿Está Conservation International haciéndose la de la vista gorda respecto de la las patentes, o apoya las pretensiones de Hull? ¿Estarían mejor servidos los intereses de los pueblos indígenas y comunidades tradicionales que producen estos aceites con el retiro de las reivindicaciones de patente?

 

Solamente investigación adicional . . . ojalá realizada por aquellos cuya biodiversidad es objeto de la patente. . . proporcionará las respuestas necesarias.

 

Notas:

(1) A reunirse en Cancún, México, en septiembre de 2003.

(2) Ver: Is the TRIPS review at a turning point?, un documento de julio de 2003 por Genetic Resources Action International (GRAIN), disponible en <http://www.grain.org>, y TRIPS Council debates patents on life, traditional knowledge, and Article 27.3(b), Third World Network Information Service on WTO Issues, 11 de junio de 2003, disponible en <http://www.twnside.org.sg/title/twninfo21.htm>.

(3) Ver URL: <http://www.theapothecary.com/arthritis.htm>.

(4) GNI per Capita, 2002, en World Bank Development Indicators Database, Julio de 2003, URL: <http://www.worldbank.org/data/databytopic/GNIPC.pdf>

(5) La patente, por ejemplo, parece usar el término “variedades” como sinónimo de “especies”, y el término “híbridos” cuando se refiere a los productos del fitomejoramiento:

“Aceite de Nuez Ngali es aquél que se obtiene de las nueces de diversas variedades de Árboles de Nuez Ngali que crecen en las Islas Salomón, Vanuatu, Papua Nueva Guinea y Filipinas. Las tres variedades más comunes de Árboles de Nuez Ngali son Canarium Indicium, Canarium Solomonesis y Canarium Harveyi. En este momento, no se ha trabajado en la creación de híbridos de las especies Canariu [sic].

“Aquellos instruidos en el arte deberán entender que el presente invento no se restringe a las variedades de Árboles de Nuez Ngali arriba indicadas y que comprende cualquier híbrido de las ismas.”

(6) Ver URL: <http://www.theapothecary.com/arthritis.htm>.

(7) Información sobre los programas de CI en Melanesia puede encontrarse en la siguiente URL: <http://www.conservation.org/xp/CIWEB/regions/asia_pacific/melanesia/melanesia.xml>.

(8) Por ejemplo: CI fue socia de Bristol-Myers Squibb en el proyecto Grupo Cooperativo de Biodiversidad en Surinam -financiado por el gobierno estadounidense-, (ver URL: <http://www.fic.nih.gov/programs/icbg.html>) y ha promovido bioprospección en el Sudeste de Asia (ver: Biodiversity Prospecting in Indonesia, CI Policy Paper, n.d., URL: <http://www.conservation.org/xp/CIWEB/publications/books_papers/policy_papers/Biopros.txt>).

 

Para mayor información sobre el caso de hoy:

(1) Examine la Patente estadounidense número 6,395,313, otorgada el 28 de mayo 2002, “Treatment of arthritis and other similar conditions”. Se puede ver en el portal de Internet de la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos: http://appft1.uspto.gov/netahtml/PTO/search-bool.html. Ingrese el número de la patente para ver el texto completo.

(2) Consulte el portal de Internet de “Arthrileaf”: http://www.get-arthritis-relief-now.com/

(3) Póngase en contacto con Peter Hull, teléfono: +61 7 4945 3892; fax +61 7 4945 3999

 

Teatro Misterios de Biodiversidad fue escrito e investigado por Jay McGown. La serie está siendo traducida al Español por Alexandra Curi.

 


 

Teatro Misterios de Biodiversidad #4

 

Prólogo: En tanto que el mundo espera la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio,(1) los asuntos de propiedad intelectual continúan siendo el centro de atención.(2) Aún sin resolver están los problemas creados hace años al conceder de patentes sobre organismos vivos y sus partes y productos. Entre las dificultades persistentes están las cuestiones relativas al acceso y distribución de beneficios: cómo evitar la biopiratería y asegurar un negocio justo para aquellos cuyo material biológico y conocimiento tradicional pudiera formar parte de las solicitudes de patentes de otras personas.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad

. . . presentando un reparto de personajes internacionales

. . . en historias de la vida real tomadas de los archivos de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

 

Hoy: “El Caso del Gran Pillaje de Conocimiento Africano por el Pentágono”

 

El Departamento de Defensa de EE UU ha hecho reclamos de patente arrasadores sobre el conocimiento indígena africano. Los investigadores médicos militares han obtenido una patente estadounidense (#6,403,576, 11 de junio 2002) y presentado otra solicitud de patente (#20030032578, 13 de febrero 2003) ampliando su “invención” africana. La patente y la solicitud abarcan formas de tratar infecciones protozoarias en humanos y animales. El Pentágono ha puesto a la venta licencias para los extractos de plantas reivindicados en la patente.

Las reivindicaciones de la patente cubren un enfoque terapéutico completo que el equipo investigador identificó al estudiar las medicinas y métodos medicinales africanos. Dentro de las reivindicaciones están tratamientos para enfermedades graves, como la leishmaniasis y la tripanosomiasis (enfermedad africana del sueño). Bajo la patente, el Pentágono está vendiendo a las compañías farmacéuticas licencias sobre drogas extraídas de seis plantas medicinales africanas. Aunque la necesidad de tratamientos efectivos para esas enfermedades es aguda, el caso ilustra cómo las patentes pueden apropiarse de forma indebida del conocimiento indígena.

Antecedentes: Dentro de la media docena de “inventores” enumerados en la patente #6,403,576 se incluyen investigadores estadounidenses y al menos dos investigadores africanos: científicos de Nigeria y Camerún. Los líderes del equipo son Joan Jackson –una investigadora médica estadounidense que trabaja para las fuerzas armadas-, y Maurice Iwu –un científico nigeriano que ha colaborado desde hace tiempo con investigadores estadounidenses-. En 1994, Iwu y Jackson fueron coinventores en una patente de propiedad de Ejército Estadounidense sobre plantas medicinales africanas (#5,290,553). En 1991, Iwu patentó los usos medicinales del ñame africano (#5,019,580) para Shaman Pharmaceuticals, una compañía de bioprospección estadounidense que posteriormente entró una época difícil.

La colaboración Iwu-Jackson fue objeto de interés público en 1994, cuando ellos fueron los beneficiarios de una de las primeras subvenciones otorgadas por el controversial programa de bioprospección del gobierno de EE.UU. , el Grupo de Colaboración Internacional para la Biodiversidad (ICBG por sus siglas en inglés). La patente #6,403,576 es un producto de ese proyecto ICBG que contiene un acuerdo de distribución de beneficios cuyos detalles jamás se han hecho públicos.

Iwu también dirige el Programa de Desarrollo y Conservación de Recursos Biológicos (BDCP por sus siglas en inglés), una organización no gubernamental estadounidense (de la categoría 501(c)3, según el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos), con organizaciones afiliadas en varios países africanos. BDCP patrocina reuniones y promueve plantas medicinales y proyectos de valoración de biodiversidad en África. La principal fuente de financiamiento de BDCP es el gobierno estadounidense. (3) Es poco claro qué relación tiene BDCP con las reivindicaciones de las patentes –si es existe relación alguna-, las cuales son de propiedad del Departamento de Defensa de EE.UU. Department of Defense.

BDCP tiene relaciones entretejidas con InterCEDD, un laboratorio farmacéutico de tamizaje de Nsukka (Nigeria) y con Axxon Biopharm, una compañía estadounidense que vende medicinas extraídas de plantas. (4) Axxon y BDCP tienen la misma dirección y número de suite. InterCEDD publica el teléfono de BDCP como su punto de contacto en EE. UU. BDCP e InterCEDD también comparten una dirección en Lagos y Nsukka. Cada organización –la ONG, el laboratorio y la compañía- pregona su relación con las otras. Por ejemplo: Axxon les asegura a los clientes potenciales su control de calidad señalando que sus productos cuentan con el “sello de aprobación” del laboratorio InterCEDD, al cual describe como una “agencia internacional”.

Las reivindicaciones: La patente y la solicitud de patente del “Gran Pillaje de Conocimiento Africano por el Pentágono” se fundan en años de investigación de la medicina tradicional africana, que incluyó recolección plantas en varios países. Los investigadores hicieron pruebas a más de 70 plantas medicinales africanas conocidas por su uso para el tratamiento de parásitos. Ellos investigaron el mecanismo de acción subyacente en la eficacia de las medicinas. Encontraron que muchas de las plantas contenían compuestos que simulan el colesterol e interfieren con la capacidad de los parásitos de tomar y usar el colesterol disponible en humanos y animales. Mediante dicha interferencia con los parásitos, las medicinas tradicionales inhibieron la infección.

Una vez el equipo investigador entendió el mecanismo de acción de la medicina tradicional africana, solicitaron patentes sobre la “invención”. Ellos reivindicaron el método en su totalidad: el uso de cualquier compuesto que simula el colesterol en el tratamiento de infecciones protozoarias. La patente que les fue otorgada comprende el uso del método en humanos y animales; para medicamentos administrados de forma oral, tópica o inyectada, y bien sea para tratar o prevenir la infección.

Interrogantes: Dada la deuda enorme al conocimiento tradicional y teniendo en cuenta que descubrimiento no es invención, podría preguntarse si los solicitantes de patente realizaron un innovación merecedora de patente. Es cierto que los investigadores describieron la forma cómo lograron entender las medicinas y prácticas medicinales desarrolladas por un número de pueblos indígenas durante un período muy largo e hicieron una contribución en el entendimiento del mecanismo de acción subyacente en muchas plantas medicinales. Sin embargo, el interrogante subsiste: ¿mereció su contribución una patente? ¿Por qué la Oficina de Marcas y Patentes de EE. UU. consideró este conocimiento africano como una invención patentable perteneciente al Departamento de Defensa de EE. UU.?

Poniendo a un lado el tema de si se la Oficina de Patentes y Marcas debió haber concedido una patente, todavía subsiste el interrogante sobre si la patente beneficia a aquellos cuyo conocimiento tradicional tan claramente guió el camino de los investigadores. ¿Podrán acaso las comunidades indígenas pagar por el costo de los productos que pudieran derivarse de la patentes? Si bien existió un acuerdo de repartición de beneficios (por ICBG) que fue firmado por algunos africanos, dicho acuerdo nunca ha sido publicado (sin editar) para el escrutinio público. ¿Cómo podemos saber qué se estipuló en el acuerdo y si aquellos que firmaron el acuerdo tenían la autoridad para realizar esos negocios en nombre de las comunidades cuyos conocimientos estaba siendo adueñados? Aunque el equipo investigador puede considerar el acuerdo justo y equitativo, es difícil imaginar un acuerdo de distribución de beneficios de un alcance tan amplio. Hasta tanto se demuestre el conocimiento informado previo y se hagan públicos los detalles del acuerdo(s) de acceso y distribución de beneficios, este caso seguirá pareciendo como uno en el que personas y organizaciones están dedicadas a patentar ideas y plantas que no les pertenecen.

 

Solamente investigación adicional . . . ojalá realizada por aquellos cuya biodiversidad es objeto de la patente. . . proporcionará las respuestas necesarias.

 

Notas:

(1) A reunirse en Cancún, México, en septiembre de 2003.

(2) Ver Is the TRIPS review at a turning point?, un documento de julio de 2003 por Genetic Resources Action International (GRAIN), disponible en <http://www.grain.org>, y TRIPS Council debates patents on life, traditional knowledge, and Article 27.3(b), Third World Network Information Service on WTO Issues, 11 de junio de 2003, disponible en <http://www.twnside.org.sg/title/twninfo21.htm>.

(3) Bioresources Development & Conservation Programme, Formulario 990 del Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos correspondiente a los Años Fiscales 2000 y 2001 (los formularios 990 más recientes disponibles) en URL <http://www.guidestar.org>).

(4) Ver los portales de Internet de esas organizaciones: BDCP <http://www.bioresources.org>; InterCEDD <http://www.intercedd.com>; y Axxon Biopharm <http://www.axxonbiopharm.com>.

 

Para más información sobre el caso de hoy:

(1) Examine la patente estadounidense # 6,403,576 visitando el portal de Internet de la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU., en: <http://appft1.uspto.gov/netahtml/PTO/search-bool.html>. Ingrese el número de patente y vea los detalles completos.

(2) Considere:

Conocimiento Indígena a la Venta: Plantas Medicinales Africanas
Ofrecidas para Licencia por el Pentágono

Fuente: Federal Register, 27 de mayo 2001

 Origen del Extracto de Planta:

 Muestras de herbario han sido recogidas en:

 Aframomum aulocacarpus
(or A. aulococarpus)

 Gabon

 Aframomum danelli
(or A. danielii)

 Camerún, Central African Republic

 Dracaena arboreai

 Nigeria, Tanzania, Zambia, Camerún, etc.

 Eupatorium odoratum
(o Chromoleana odorata)

 América tropical, Asia, Africa

 Glossocalyx brevipes

 Gabon, Camerún

 Napoleonaea imperialis

 Gabon, Camerún

 

(3) Póngase en contacto con ICBG:
Dr. Joshua P. Rosenthal, Director
International Cooperative Biodiversity Group Program
Fogarty International Center
National Institutes of Health
Building 31, B2C39
31 Center Drive MSC 2220
Bethesda, MD 20892-2220
Teléfono: (301) 496-1653
Fax: (301) 402-2056
Correo electrónico: Joshua_Rosenthal@nih.gov
Portal de Internet: <http://www.fic.nih.gov/programs/icbg.htm>

(4) Póngase en contacto con BDCP:
Dr. Maurice M. Iwu, Director Ejecutivo
Bioresources Development & Conservation Programme
11303 Amherst Avenue, Suite 2
Silver Spring, MD
20902-4600, USA
Teléfono: 301-962-6201
Fax: 301-962-6205

 

Teatro Misterios de Biodiversidad fue escrito e investigado por Jay McGown. La serie está siendo traducida al Español por Alexandra Curi.

 


 

Teatro Misterios de Biodiversidad #5

 

Prólogo: En tanto que el mundo espera la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio,(1) los asuntos de propiedad intelectual continúan siendo el centro de atención.(2) Aún sin resolver están los problemas creados hace años al conceder de patentes sobre organismos vivos y sus partes y productos. Entre las dificultades persistentes están las cuestiones relativas al acceso y distribución de beneficios: cómo evitar la biopiratería y asegurar un negocio justo para aquellos cuyo material biológico y conocimiento tradicional pudiera formar parte de las solicitudes de patentes de otras personas.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad

. . . presentando un reparto de personajes internacionales

. . . en historias de la vida real tomadas de los archivos de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos

 

Hoy, “El Caso de las Patentes de Gandul”.

 

Cultivado por vez primera miles hace miles de años, (3) el gandul es cultivado hoy por agricultores a lo largo de los trópicos semiáridos. En muchas partes del mundo, los gandules se usan no sólo como alimento sino también como medicina y forraje. La variedad de los nombres (comunes) locales para gandul refleja la amplia utilidad de la planta y su popularidad: dependiendo de dónde se esté, a la leguminosa arbustiva se le llama: red gram; arhar, gandú; gungo bean; no-eyed pea, frijol de árbol, pois d'Angole, kachang gude, katjang bali, pigeon pea y muchos otros nombres. En Puerto Rico se le llama gandul y arroz con gandules es un asunto de orgullo nacional.

El banco de germoplasma del Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para el Trópico Semi Árido (ICRISAT por sus siglas en inglés) cerca de Hyderabad, India, posee más de 10.000 muestras de gandules.

Las Patentes: En agosto de 2002, investigadores de Insmed Inc., una compañía biofarmacéutica valorada en $109 millones y con sede en Richmond, Virginia, (4) presentó cuatro solicitudes de patente en la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. respecto de varios usos medicinales de los extractos de gandules. Tres solicitudes han sido aprobadas, en tanto que una continua siendo examinada.

Las patentes de Insmed (6,410,596; 6,541,522 y 6,542,511) reivindican la “invención” de extractos de gandul para el tratamiento de diabetes, hipoglucemia, obesidad y arteriosclerosis. Las patentes abarcan el uso de los extractos como medicamento; como suplemento en la dieta (ejemplo: para fortificar el cereal de desayuno), y como ingrediente en la comida para mascotas con problemas de sobrepeso.

En las patentes, Insmed reconoce un puñado de usos del gandul en medicina tradicional y hace referencia a publicaciones de 1957 y 1968 que describen los efectos de los gandules y extractos de gandul sobre azúcares en la sangre. La reivindicación de novedad se basa, en parte, en la aseveración que las patentes describen un extracto de planta purificado cuyo dosificación puede medirse fácilmente. De acuerdo con la compañía, otros extractos de gandules “contienen una miríada de compuestos orgánicos que se encuentran en forma natural” y que pueden interferir con los efectos medicinales. Dicha impureza –afirma la compañía- “puede resultar en una cantidad ineficaz –una concentración muy baja-, o en una cantidad tóxica –concentración muy alta del compuesto activo administrado-.”

Las patentes evitan cualquier referencia al uso tradicional de gandules en el tratamiento de diabetes, hipoglucemia, obesidad y arteriosclerosis.

Una búsqueda rápida de artículos disponibles en Internet revela que las solicitudes de patentes de Insmed omite una cantidad considerable de información directamente relevante a las reivindicaciones de las patentes. Por ejemplo:

* En 1997, el Club Botánico de la Universidad de Guyana avisó a los lectores de su revista que “además del fruto ser un importante componente de la dieta, esta planta posee varios valores medicinales que van desde el remedio para la gripe corriente hasta el remedio para la mortal diabetes. Las hojas de Cajanus cajan son de gran importancia… las hojas y flores pueden hervirse y tomarse de forma oral para la diabetes.” (5)

* En 1995, un equipo de la Universidad de Filipinas en la Ciudad de Quezon, probó los efectos específicos sobre la salud de cinco leguminosas, y concluyó que los gandules “podrían, por consiguiente, ser adicionados a la lista de alimentos para diabéticos e hiperlipidémicos” (personas con alto nivel de grasas en la sangre, una característica relacionada con la arteriosclerosis). (6)

* Hay muchas referencias de uso de gandules en la medicina tradicional en la India. Un estudio reciente de plantas medicinales elaborado por investigadores del Departamento de Farmacología del All India Institute of Medical Sciences, en Nueva Delhi, probó extractos de gandules ya que éstos son usados para el tratamiento de diabetes en la medicina Ayurvédica. (7)

Puede esperarse que de una investigación exhaustiva del conocimiento indígena y las prácticas de medicina tradicional con gandules resulten más ejemplos relevantes provenientes de Asia, América Latina y África.

¿Relacionada con Shaman Pharmaceuticals? Las patentes de Insmed parecen estar relacionadas con el trabajo de la muy conocida firma de bioprospección Shaman Pharmaceuticals (San Francisco, California). Una de las patentes de gandules, presentada el 2 de agosto de 2001, citó a Shaman como el derechohabiente (dueño) de la patente. El 1 de abril de 2003, cuando la patente fue concedida, el derechohabiente había sido cambiado a favor de Insmed.

A principios y mediados de los noventa, Shaman amasó una increíble colección privada de muestras de plantas medicinales y sus investigadores meticulosamente documentaron el conocimiento indígena asociado. La compañía realizó muchas promesas de repartición de beneficios. La mayoría de las promesas no fueron cumplidas antes de que la empresa cayera en quiebra. Por un tiempo, Shaman era el mimado de la prensa en algunos círculos, pero muchas veces enfrentó serias sospechas provenientes de pueblos indígenas y organizaciones no gubernamentales, y, a menudo, tuvo que defenderse de acusaciones de biopiratería. (8)

En 1995 y1996, Shaman firmó convenios por varios años con Lipha S.A. (Francia) y Ono Pharmaceutical Co. (Japón). En virtud de esos acuerdos, Shaman trabajó en la identificación de extractos de plantas para le tratamiento de hiperglicemia y diabetes. (9) En 1997 y 1998, Wayne Inman, uno de los investigadores de Insmed, fue listado como inventor en tres patentes de Shaman Pharmaceuticals sobre extractos de plantas para el tratamiento de diabetes. (10)

En una ocasión, el dinero de Shaman apoyó el muy pregonado mecanismo de repartición de beneficios: una ONG llamada “Healing Forest Conservancy” (HFC). HFC apoyó la bioprospección, y prometió financiamiento para los pueblos indígenas cuando Shaman hiciera una fortuna, e incluso financió el Premio Schultes de Etnobotánica. Hoy, HFC ya no mantiene un portal de Internet y parece estar en una situación difícil: su último informe financiero, presentado en noviembre de 2002, reporta ingresos por $14.740 frente a gastos administrativos por valor de $9.170. Su única subvención (por $3.200) fue para la Society for Economic Botany; y sus acciones en Shaman Pharmaceuticals tenía un valor real en el mercado de cero. A 31 de diciembre de 2001, después de pagar un sobregiro bancario del año 2000 por valor de $3.150, los activos de Healing Forest Conservancy totalizaron $130. (11)

Interrogantes: En el caso de las patentes de gandules, las innovaciones destacadas podrían ser aquellas realizadas por los pueblos indígenas y por los practicantes de medicina tradicional que originalmente desarrollaron los gandules e identificaron sus usos medicinales, y no las realizadas por los investigadores de Insmed. El uso de gandules en la lucha contra enfermedades, incluyendo aquellas identificadas en las patentes, parece haber sido conocido (con anterioridad a las patentes Insmed) en varias regiones del mundo. ¿Por qué no se citó ese conocimiento en las solicitudes patentes? ¿Existía un “estado de la técnica” disponible pero no citado por los investigadores? ¿Identificó la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU. el uso de conocimiento tradicional en esas patentes?; y sí no, ¿por qué no? ¿Están relacionadas las “invenciones” citadas en la esas patentes con las muestras y el conocimiento indígena recogidos por
Shaman Pharmaceuticals? En caso afirmativo, ¿reconoce Insmed esa deuda y asiente a cumplir las promesas de repartición de beneficios hechas por Shaman y su ONG, HFC?

 

Solamente investigación adicional . . . ojalá realizada por aquellos cuya biodiversidad es objeto de la patente . . . proporcionará las respuestas necesarias.

 

Notas:

(1) A reunirse en Cancún, México, en septiembre de 2003.

(2) Ver Is the TRIPS review at a turning point?, un documento de julio de 2003 por Genetic Resources Action International (GRAIN), disponible en <http://www.grain.org>, y TRIPS Council debates patents on life, traditional knowledge, and Article 27.3(b), Third World Network Information Service on WTO Issues, 11 de junio de 2003, disponible en <http://www.twnside.org.sg/title/twninfo21.htm>.

(3) Sitios arqueológicos en Egipto evidencian que los gandules fueron cultivados desde por los menos el año 2000 AC. Tanto África como el Sur de Asia son centros de diversidad de las especies Cajanus, y en ambas regiones se cultivan muchas variedades de gandules. Los científicos debaten dónde fueron domesticados los gandules por primera vez.

(4) El portal de Internet de Insmed es <http://www.insmed. com>. La cifra del valor de la compañía, a 22 de julio de 2003, tomada de la bolsa de valores NASDAQ (www.nasdaq.com).

(5) Mohamed, Saudia. 1997. Cajanus Cajan. The Nature Zone Guyana. 1(1). URL: <http://members.tripod.com/~botanyclub/Nature_Zone/97NZ.htm#Cajanus%20cajan>.

(6) Panlasigui, L.N. et al. 1995. Glycaemic response in normal subjects to five different legumes commonly used in the Philippines. Journal of Food Science Nutrition 46(2):155-60.

(7) Grover, J.K. et al. 2002. Medicinal plants of India with anti-diabetic potential. Journal of Ethnopharmacology 81(1):81.

(8) Ver, por ejemplo, Acción Ecológica. Biopiratería en Ecuador: Una lucha que comenzó en 1995 y aún continúa. URL: <http://www.prodiversitas.bioetica.org/nota38.htm>; Bioprospecting/Biopiracy and Indigenous Peoples, RAFI Communique, noviembre 1994. URL:<http://www.etcgroup.org/article.asp?newsid=212>, y, Bell J. 1997. Biopiracy's Latest Disguises. Seedling (GRAIN). junio 1997, URL: <http://www.grain.org/publications/jun971-en.cfm>.

(9) Formulario 10-K presentado el 17 de abril de 2001 por Shaman Pharmaceuticals ante la Comisión de Valores y Bolsa. URL: <swww.sec.gov/Archives/edgar/data/891933/0000891933-00-000008-index.html>

(10) Patentes estadounidenses números 5,837,255; 5,747,527, y 5,691,386.

(11) Formulario 990-PF presentado por Healing Forest Conservancy el 17 de noviembre de 2002 ante el Servicio de Impuestos Internos de EE. UU. (IRS).

 

For more information on this case:

Examine US Patents 6,410,596, 6,541,522 and 6,542,511
by visiting the website of the United States Patent and Trademark Office at <http://appft1.uspto.gov/netahtml/PTO/search-bool.html>. Enter the patent number to view the full text.

 

Teatro Misterios de Biodiversidad fue escrito e investigado por Jay McGown. La serie está siendo traducida al Español por Alexandra Curi.

 

 

HOME